sábado, 28 de abril de 2007

Opinión astrológica para una historieta renegada



Por Carla Serafini (astrologa, cristiana y argentina)

Nacida bajo el signo de fuego dominado por Marte y Plutón –que todos conocemos simplemente como Aries– e hija del intrépido trazo de un tal Ricardo De Luca, apareció, allá por el año 2002, y como quien ni quiere la cosa, una publicación bautizada (a la fuerza) con el nombre de Urbanópolis.

Más adelante, en el 2004, De Luca editó Dalton, o sea que ya tenía dos historietas: Dalton y esa que, si ejercitan su motilidad ocular, verán que ya nombramos en el párrafo anterior.

Es decir que se trataba de una idea bastante esquizofrénica, que remitía más bien al signo de Géminis: doble y contradictorio, aunque versátil a la vez.

El tema es que su autor, luego de haber intentado lavar la concha de la lora sin conseguirlo, decidió postergar, no se sabe si momentáneamente o no, al pobre Dalton argumentando que Urbanópolis constituía para él todo un desafío.

¡¡Vamos, Ricardo!! ¡Si se nota que siempre quisiste que la publicación fuera de Géminis como vos! Por eso no te pudiste aguantar y publicaste a Dalton. Después volver a un solo personaje no fue más que una treta para ocultar tu ego!

¡Si en realidad nunca te gustó que la publicación sea de Aries y mucho menos unitaria! Por eso pretendiste que fuera dual haciendo caso omiso de que a Facundo Quiroga lo asesinaron en Barranca Yaco.

Después saliste con ese verso del “desafío”, pero ya no engrupís a nadie con tus triquiñuelas y por eso el primer episodio te salió tan mal, por la resistencia que oponías a que el fruto de tus marañas no sea geminiano igual que su progenitor! Y eso que lo dibujaste tres veces...

Más tarde inventaste que Dalton y Urbanópolis tenían dos maneras distintas de construir una historia, que el primero partía desde los personajes y el último de la situaciones, bla,bla,bla ¿Qué pensabas? ¿Que las comiquerías del mercado no se iban a dar cuenta?

Es más que evidente que la aventura urbanopolisiana fue otra de tus excusas para conocer gente, emborracharte y conocer alguna trabajadora de la calle (por no decir alguna flor de puta). Ma qué arte ni gusto de narrar!!

Así te fue.

Lidiando entre el coraje, el egocentrismo e independencia de Aries, y la imaginación, inquietud y la fácil capacidad de desanimarse que Géminis posee, no vas a llegar a ningún lado.

Tras 5 años de luchas intestinas y hepáticas disputas es hora de que asumas que tu creación no se te parece ni un ápice. Date cuenta.
Has hecho tus esfuerzos, sí, pero hasta que no lo sientas sinceramente no vas a lograr entender a Bourdieu.

Por lo visto, seguís subido a la palmera.

Por eso te aconsejo que te bajes, tomes al carnero alado de Hermes por las astas y lo dejes asumir su papel de líder natural, sino me veré obligada a apelar ante la agrupación Thelma & Louise para que inicien acciones legales así devolvés ese premio de poronga que de muy mala fe te ganaste.

He dicho.

4 comentarios:

Ricardo De Luca dijo...

nononono. urbanópolis es de geminis como yo y urbanomutante!!!

Carla dijo...

Por ahí le falta un poco de sopa, pero bueno, entre el apuro -porque la semana tiene un fin!!- y la inexperiencia letrística, esto es lo que salió...

Ricardo De Luca dijo...

no me pida sopa, señorita!. la nota es perfecta de toda perfeccion. para no deasimarse repita las palabras de ricardo Iorio: "la concha de dios"

Patricio Eleisegui dijo...

Se dice "la vagina del Todopoderoso", boca sucia...

Eso no fue lo que te enseñamos en el cotolengo, desagradecido!!

Pierri.