domingo, 10 de febrero de 2008

Almafuerte y el tiempo de tolerancia cero


Vencer el Tiempo

Voy a ensayar una breve interpretación del tema de Almafuerte “Vencer el tiempo”. Para ello voy a servirme de dos pautas interpretativas y tres imágenes asociadas.

La primer pauta tiene que ver con una definición de vacío. En principio, y según este ensayo, el tema trata sobre el vacío, un vacío de sentido en la realidades y construcciones del mundo. La segunda pauta, tiene que ver con una contextualización biográfica del autor. Creo que cualquier ejercicio de interpretación y especialmente si esta ligado al arte popular deber tener en consideración la realidad histórica del autor. Pensar un ideal de poeta-autor desligado de las vicisitudes y circunstancias del mundo lleva indefectiblemente a una mirada elitista del arte. Muchas veces cuando se interpretan canciones se incurre en este error(*). Se interpreta desde una visión de autor aislado del mundo artístico y musical. Que es una realidad histórica. No es en nada semejante la realidad del músico de Rock argentino y la realidad de los poetas idealizados. El músico de rock es un sujeto atrapado, como todo sujeto social en múltiples redes de significación política, económica, histórica, e individual. Y todas estas redes tienen una vasta cantidad de elementos propios de ese mundo del rock en el que se encuentra inserto.

La primer imagen asociada guarda particular relación con esta última reflexión, es la imagen de escenario. El escenario del músico, el escenario del poeta, del artista. Del sujeto que tiene algo para decir al mundo. El escenario es el espacio del artista. Pero no confundir el espacio del artista con el mundo del artista. El mundo del artista es el mundo social. El escenario es el lugar donde el artista disputa las batallas que lo definen como artista ante el mundo social, el escenario es la arena del arte.

La segunda imagen asociada es una imagen del “mar”. Mar como inmensidad, de personas, de sentidos. Y la tercer imagen asociada es una idea del tiempo. Tiempo como devenir, tiempo como manifestación de fuerzas indominables. Si el mar es inmensidad, el tiempo es tragedia.



La canción


El tema vencer el tiempo forma parte de la ultima placa de Almafuerte llamada “Toro y Pampa” es el disco numero 11 de la banda. El cuarto disco que editan desde el sello “Dejesu Records” sello independiente que formó la banda una vez terminado el contrato con la multinacional Poligram.
Podemos decir que este tema esta escrito en el mejor momento profesional de la carrera de Ricardo Iorio. Donde Almafuerte llena estadios, suena mucho en las radios, siendo una banda independiente es también una de las bandas mas reconocidas, casi sinónimo del género.
También este disco junto a Piedra Libre y Ultimando (los anteriores), forman parte de un capitulo particular en la lírica de Iorio, donde sus letras se volvieron mucho mas introspectivas.


Todos se Fueron de acá


Las primeras dos estrofas dicen:
Todos se fueron de acá
Pero yo me estoy llegando
No me importa el que dirán
Solo lo que estoy sintiendo

Siento vivo el corazón
Resistiendo a campo abierto
La tormenta mas feroz
Y el embate de los vientos


La primera estrofa plantea una llegada. Pero este llegar esta marcado por una ausencia “todos se fueron de acá” es decir Iorio esta llegando a un lugar de donde ya se han ido todos. Pero qué es ese lugar y quiénes son todos. Ese lugar es el escenario del que hablamos antes. La primera imagen que nos trae la canción es entonces la del autor que llega a un escenario vacío. Donde ya no hay artistas. Sumado a esto viene el “que dirán de los demás”, que al autor no le importa. “solo lo que estoy sintiendo”. La segunda estrofa plantea sensaciones. Sentir vivo el corazón en plena disputa, en la tormenta mas feroz, y el embate de los vientos. Voy a pensar la tormenta feroz como una crisis personal y el “embate de los vientos” como el paso del tiempo. El viento castiga, es una magnitud natural que no podemos doblegar, apenas podemos resistir, como el tiempo. Pero la metáfora, en la estrofa, esta construida dentro del margen de la disputa a “a campo abierto”donde el corazón esta vivo y resiste.
La tercer estrofa, es mi favorita.
No he de negar
Que no la estoy pasando bien últimamente
Pero no siento miedo
Quiero aprender a estar con la nada
Frente a frente
Para vencer

Empieza a cerrar la idea de la tormenta feroz, con un mazazo de sinceridad “no la estoy pasando bien” y asegura no temer, luego presenta una situación, un necesario aprendizaje: “estar con la nada frente a frente” volveremos a esto mas adelante.
Estoy muy cerca del mar
Pero lejos de la red
No se si me internarán
O si me interné

Devastadores del conciente general
Intentan hacerme sentir
Un mal pensado

Aquí aparece la imagen del mar. Decía el mar como inmensidad de personas y sentidos. Estar cerca del mar, es entonces estar cerca de la gente, de los sentidos y significados que la gente tiene sobre si y sobre el mundo. Pero al mismo tiempo en ese estar cerca del mar, Iorio esta también lejos de la red. Aquí aparece un uso de metáforas que Iorio usa mucho en sus canciones. Esto de tomar una imagen literal codificándola, tipificándola diría Schutlz, para luego trascenderla de su tipificación a un sentido metafórico. La imagen de la red, donde se atrapan pescados, es una literación de la impresión del mar. Ahora, si el mar trasciende la literación de su imagen lineal, si el mar es inmensidad de personas y sentidos; la red es una prisión de personas y sentidos. Captura, atrapa. El mar es también libertad, pero lejos de la red.
De nuevo aparecen los otros, autores del que dirán. Los devastadores del conciente general. Hay un juego de palabras con interne e Internet. Que al mismo tiempo guarda relación con la idea de la red. No me voy a detener en eso. Lo importante es la presencia de los otros. Capaces de internar a Iorio, los Devastadores del conciente general. Que intentan hacerlo sentir “un malpensado”. Entonces el augura lo que vendrá…

No he de negar
Que lo mas duro no ha llegado para ellos
Pero yo no siento miedo
Quiero aprender a estar con la nada
Frente a frente
Para vencer

Vencer el tiempo
Vencer el tiempo
Vencer el tiempo de tolerancia cero
Vencer el tiempo
Vencer el tiempo
Vencer el tiempo de tolerancia cero


Aquí aparece el fraseo que da nombre al tema. Vencer el tiempo de tolerancia cero. Y así va cerrando la idea del vacío y de su imposición totalitaria. Iorio habla desde la altura de la razón, “lo mas duro no ha llegado para ellos” ellos, los devastadores de la conciencia general, defensores y cultores del vacío, de los escenarios sin artistas, de las redes. A ellos les llegara lo más duro, es cuando paguen las consecuencias del vacío, cuando descubran la inconciencia del mundo que ayudaron a crear.


Tiempo y tolerancia cero

Este mundo, el mundo que construye reflexivamente la canción. Es un mundo de intolerancia. Y volvemos a la imagen del vacío. La tolerancia cero, es del vacío hacia uno y de uno contra el vacío. Es estar con la nada frente a frente. Un mundo que destierra a los artistas porque ama los escenarios vacíos, que siempre serán más negocio. Escenarios sin arte, donde tampoco hay comunicación. Solo consumo.

Otra cuestión que guarda relación con esta noción de vacío, es la concepción de arte. Mi intención y parte central de este ensayo, es arribar a una concepción de arte dentro de un juego de comunicación. En oposición a la habitual concepción, elitista por cierto, de arte como experiencia. El arte como algo que le sucede al lector. Arte como consumo. Esta concepción en cierto modo autista, solo pudo ser concebida por críticos de arte, completamente alejados de todo proceso artístico, e inconscientes de la significación social, que el arte como fenómeno social tiene. Nótese que la idea del arte como experiencia centra su visión en el lector. Que precisamente no es el artista. Es como estudiar la industria automotriz desde los sentimientos de los fanáticos de la Formula 1.

Finalmente la imagen del tiempo como devenir, como tragedia. Atraviesa toda la canción. El “todos se fueron de acá” supone un pasado, donde el escenario estaba lleno de artistas, o al menos tenia a algunos. El “yo me estoy llegando” implica una trayectoria hacia ese escenario, Iorio no se sube al escenario sin historia, se sube desde un devenir, un largo camino de luchas y disputas, de éxitos y fracasos, en la búsqueda de llegar a los demás.

La sensación que trasmite la canción, es que Almafuerte se ha subido al escenario, donde ya no hay artistas, solo vendedores y comerciantes. Repetidores sin nada para decir. Sesionistas en busca de nuevos sonidos. Todos construyen reflexivamente con los espectadores un mundo donde a veces hay amor, a veces hay drogas, pero nunca hay historia. Ni realidad.



(*) En el campo de la entrevistas, Pierre Bourdieu llama la atención sobre la “Desmitificación Mitificadora” donde cada uno entrevistado y entrevistador “engaña un poco al otro engañándose a si mismo” (Miserias del Mundo, introducción) se da en estos casos un doble juego de engaños mediante el cual el interpelado suministra al interlocutor la información que este venia suponiendo desde antes de efectuar la entrevista. Construyen entre ambos un mundo que satisface las expectativas de la entrevista, pero no coincide con la realidad. Se escapa de un esquema construyendo otro no menos falso. En el campo de la interpretación de canciones la Desmitificación mitificadota tiene que ver con la pauta interpretativa de la droga. Así salimos del esquema romántico y falso de la genialidad artística para adentrarnos en el esquema realista pero igualmente falso de las drogas. Donde el mundo del artista esta absolutamente subordinando al mundo de las drogas.

2 comentarios:

Brian Janchez dijo...

por que no te filmas haciedno musica y lo subis a youtube?
brian

Ricardo De Luca dijo...

podria...